frases El rincón de la Maestra Jardinera: 2015

jueves, 30 de julio de 2015

Secuencias de actividades para trabajar el día del niño



Secuencia de actividades: “Día del niño"


Objetivos:

* Disfrutar y participar con alegría compartiendo actividades grupales.
* Favorecer actitudes de respeto, solidaridad, colaboración entre los niños.
* Iniciarse en el conocimiento y respeto por los Derechos de los niños.



Actividades en la sala

-Lectura de cuentos sobre los derechos del niño de la serie Cuento con vos

- Conversamos : ¿Cuáles son nuestros derechos dentro del jardín?

-En grupo se observarán dibujos de los derechos universales de los niños y se anotarán en un afiche los derechos que creen que representan las imagenes.

 -Dibujar el derecho que les parece más importante, realizar un mural.

 -Cada niño dirá, por turno, lo que cree que todos los niños del mundo necesitan.

  - Campaña solidaria: Solicitar a las familias la donación de juguetes que estén en buenas condiciones y golosinas, envueltos para regalo, par entregar, por ejemplo a los niños que asistan a un comedor de la zona. Los niños podrán confeccionar tarjetas y si es posible estar presentes en la entrega.

-Realizar una obra de títeres.

 -Un momento compartido de juegos en el patio.

 -Una obra de teatro realizada por las familias.

-Hacer un desfile y baile con una consigna:"La fiesta del sombrero",La fiesta de disfraces" y que los chicos concurran al Jardín con una prenda diferente (habrá que avisar con anticipación a las familias)

 -Desayuno o merienda compartida 

-Entrega de regalos 

¿Por qué festejamos el Día del Niño?

¿Por qué festejamos el Día del niño?



En 1959 la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración Universal de los Derechos del Niño, y sugirió a todos los gobiernos que celebraran el "Día del niño".Se recomendó a todos los países darle un lugar en la agenda a este día a partir de 1959, aunque el Día Universal del Niño es el 20 de noviembre porque es el aniversario de la Convención”, cada país celebra en distinto momento, según conveniencias o preferencias locales.Es una conmemoración al reconocimiento normativo de los derechos de los más chicos, con el fin de promover anualmente un día consagrado a la fraternidad y entendimiento entre los niños y niñas del mundo entero.

El Día del Niño históricamente se festejaba en la Argentina el primer domingo de agosto pero a partir del 2003 se celebra, en coincidencia con Chile, el segundo domingo, debido a que la Cámara del Juguete pidió el cambio atendiendo a una necesidad mercantil. En la Argentina esto obedeció a que el primer domingo podía caer a comienzo de mes, cuando muchos padres no habían cobrado aún su sueldo, por lo que las ventas de juguetes disminuían.

Este año el día del niño se festeja en Argentina el tercer domingo del mes de agosto: 16 de agosto, ya el domingo anterior hay elecciones.

El cuento de la flor roja con el tallo verde


Un niño fue a la escuela. Era muy pequeñito y la escuela muy grande. Pero cuando descubrió que podía ir a su clase con sólo entrar por la puerta del frente, se sintió feliz.

Una mañana, estando en la escuela, su maestra dijo:

-Hoy vamos a hacer un dibujo.

-¡Qué bien!- pensó el niño, a él le gustaba mucho dibujar, podía hacer muchas cosas: leones y tigres, gallinas y vacas, trenes y botes. Sacó su caja de colores y comenzó a dibujar.

Pero la maestra dijo:

- Esperen, no es hora de empezar.

Esperó a que todos estuvieran preparados.

-Ahora- dijo la maestra-vamos a dibujar flores.

-¡Bien! - pensó el niño, - me gusta mucho dibujar flores, y empezó a dibujar preciosas flores con sus colores.

Pero la maestra dijo:

- Esperen, yo les enseñaré como hacerlo, y dibujó una flor roja con un tallo verde.

El pequeño miró la flor de la maestra y después miró la suya, a él le gustaba más su flor que la de la maestra, pero no dijo nada y comenzó a dibujar una flor roja con un tallo verde igual a la de su maestra.

Muy pronto aprendió a esperar y mirar, a hacer cosas iguales a las de su maestra y dejó de hacer cosas que surgían de sus propias ideas.

Ocurrió que un día, su familia, se mudó a otra casa y el pequeño comenzó a ir a otra escuela.

En su primer día de clase, la maestra dijo:

-Hoy vamos a hacer un dibujo.

Y esperó a que la maestra le dijera qué hacer.

Pero la maestra no dijo nada, sólo caminaba por la clase.

Cuando llegó hasta el niño dijo:

-¿No quieres empezar tu dibujo?

-Sí, dijo el pequeño ¿qué vamos a hacer?

-No sé hasta que tú no lo hagas- dijo la maestra.

-¿Y cómo lo hago? – preguntó.

-Como tú quieras -contestó.

-¿Y de cualquier color?

-De cualquier color -dijo la maestra. Si todos hacemos el mismo dibujo y usamos los mismos colores, ¿cómo voy a saber cuál es cuál y quién lo hizo?

-Yo no sé, dijo el pequeño niño, y comenzó a dibujar una flor roja con el tallo verde.